Ejemplo leve de urbanismo absurdo (y su posible solución)

Ayer fue la segunda vez que encontré en Mataró unas canastas de baloncesto colocadas en un parque público de la ciudad. Fueron estas, en el parque que hay entre la Plaza de España y la de Granollers:

IMG_0325

Hace unas semanas, ya vi estas en el parque que hay delante de “la biblioteca fotovoltaica“:

IMG_0323

Poner canastas en parques está bien: el baloncesto es un deporte muy “de calle” y creo que toda ciudad que se precie debe tener canastas en zonas públicas.

Pero quería compartir contigo (y con las autoridades de Mataró, a quien de alguna forma haré llegar este post) lo desafortunado de las canastas instaladas en los dos parques. Un caso leve de urbanismo irresponsable.

Jugar a baloncesto en gravilla es peligroso. Aunque me pusiera las botas de fútbol para jugar (pecado capital bajo pena de humillación pública ;-)) estaría más en el suelo que de pie, y volver a recordar aquellos días en que mi madre me limpiaba con agua oxigenada los escorchones de rodillas y manos no es lo que más me apetece ahora. Aunque es entrañable, eh?. Bueno, sigo.

Además de jugar a “cámara lenta” para evitar caídas, el bote de balón puede salir para cualquier lado. No es que mi manejo de la pelota y la velocidad de mi dribbling en carrera sea nivel all-star, pero incluso para mí (y la mayoría de los que iríamos a jugar a unas canastas normales) sería frustrante.

A mes a mes -que dicen aquí- ¿como jugar un partido a dos canastas si no están una en frente de la otra?.

Por otra parte, si lo que se quería es hacer un juego de niños, canastas a tres metros de altura no es adecuado para los críos.

A QUIEN CORRESPONDA:

En resumidas cuentas una cadena de decisiones equivocadas desde la redacción del proyecto del parque, trámite de aprobación por la Administración y finalmente su fase de ejecución, pero con una solución sencilla y económica: mover esas mismas canastas -aunque sólo fuera una para jugar a una canasta- a alguna de las amplias zonas de hormigón que tiene el parque y pintar unas líneas en el suelo.

Si te gusta la propuesta dale a “me gusta”. Y al Ayuntamiento: Anden, muevan una canastica a una explanada de hormigón, por favor 🙂

4 thoughts on “Ejemplo leve de urbanismo absurdo (y su posible solución)”

  1. David, la solución sería que pusieran las canastas más bajas (lo primero, para que jueguen los niños) y en un terreno mejor, pero como dices es muy complicado. Yo cuando era pequeño jugaba en la pista de mi cole que también era de hormigón, tengo que decírtelo…

    Y tampoco pasó nada…

    También me acuerdo que para el Mundial 1986 (ya soy mayorcete), se construyeron muchas canastas por los parques de los pueblos-ciudades en arena y que eran patrocinadas por ColaCao…

  2. Creo que es un error que se debiera corregir a la brevedad posible.
    Todo tipo de deportes debe ser promocionado, y sobre todo uno tan popular y completo como el baloncesto, no privemos esa posibilidad a nuestros niños.
    Tampoco debiéramos olvidarnos de las ciclovías.

    1. Totalmente de acuerdo Alberto con tu punto de vista sobre el deporte.

      Ayer mismo leí una noticia sobre el carril bici que algún iluminado diseñó para la ciudad de Badajoz http://www.eldiario.es/eldiarioex/sociedad/carril_bici_Badajoz_0_376913179.html

      Es lo que tiene convertir el urbanismo en herramienta electoral y/o dejarlo en manos de ignorantes, como estoy seguro que ocurrió en el caso de las canastas de Mataró (que ni las han corregido ni se espera, y ahí siguen, viendo a la gente pasar…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*