Ejemplo de lo que no hay que hacer si quieres que te tengan en cuenta

Si sigues el blog, ya sabes que hace un par de semanas estuve en la cumbre de la campaña 2012-13 de la Agencia Europea EU-OSHA. Una gran experiencia de la que volví con sensaciones casi inmejorables: el premio europeo a una organización aragonesa que me hizo sentir orgullo por ser aragonés, la certeza de estar enrolado en la mejor campaña de seguridad laboral del mundo y también la de tener la mejor colaboración que hay en todo Internet para un blog.

Pero no todo fue positivo. Hubo unas circunstancias protagonizadas por dos responsables de la administración española que desentonaron de forma estridente dentro del entorno de perfil alto europeo que rodeaba la cumbre.

Si quieres que te tengan en cuenta, no hagas lo que hicieron estas -en este caso- responsables de la administración española. A saber:

  1. No presentarte al evento al que estás convocado. Esto lo hizo la Secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo. No se presentó ni al acto de presentación ni a un acto posterior en los que su intervención estaba prevista.
  2. Que la persona a la que mandes en tu lugar, se presente con retraso. En lugar de la Secretaria de Estado, asistió la Directora del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, María Dolores Limón. Llegó a la hora en que su primera intervención, en la presentación del evento, debía de terminar.

En cambio, si algún motivo de causa más importante impide que acudas a un evento al que has confirmado tu asistencia -cosa totalmente comprensible- puedes hacer como hizo la Ministra de Seguridad Social y Trabajo de Lituania (Algimanta Pabedinskiene): avisar con antelación suficiente para cambiar el programa y, a pesar de ello, hacer todo lo posible para minimizar las consecuencias dentro de la planificación. Como por ejemplo, grabar un vídeo con tu discurso para ser emitido en pantalla durante el propio evento. Eso es lo que hizo la ministra lituana. Una solución acertada.

Así se vio el vídeo con la intervención de la Ministra lituana, Algimanta Pabedinskiene
Así se vio el vídeo con la intervención de la Ministra lituana, Algimanta Pabedinskiene

Actuaciones como la de estas dos responsables de la administración española son una falta de respeto a los asistentes a un evento en general y motivo de poco orgullo para los ciudadanos españoles en particular.

Aparte está la imagen que proyecta España en un círculo de primera línea europea, que sabe captar este tipo de mensajes. Luego pasa lo que pasa.

Ni hecho a propósito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*