El basket europeo quiere industrializarse

Pocos días después de escribir esta entrada sobre la ACB, me encuentro con esta publicación en la web de Euroleague Basketball según la cual, se presentaba por parte del comité de “activos comerciales” de una estructura para establecer un “fair play” financiero entre los clubes participantes en la Euroliga.

Además de medidas sin detallar, dirigidas a lograr una uniformidad financiera, transparencia y practicidad en la documentación aportada por los clubes o regular la actividad de acuerdo con el marco establecido en la Unión Europea, se establecen en el proyecto medidas más específicas que incluyen:

  • Un presupuesto mínimo para participar en Euroliga;
  • Límite de pérdidas máximas en un período de 3 años;
  • Límite de coste de jugadores;
  • Limitación de contribuciones de patrocinadores respecto al presupuesto y una aproximación a inversiones de dudosa rentabilidad y el estudio de determinados ingresos por publicidad y patrocinio.

El objetivo final de la propuesta es “incrementar la estabilidad de la competición, mediante la optimización de los métodos de gestión y el control presupuestario”.

La noticia es buena en sí misma, pero refleja la actual precariedad de las competiciones deportivas en Europa. Salvo puntuales excepciones, el funcionamiento de tanto de clubes como de organismos de regulación y control en el viejo continente es prehistórico respecto al peso que tiene la actividad en la economía, en la cultura y en la sociedad del viejo continente. Chirría bastante el desajuste. Y no hablemos si los comparamos con el funcionamiento de la industria deportiva al otro lado del charco…

Veremos qué camino toma el proyecto. No deja de ser eso, una propuesta de algo que ya está inventado, regulado y de demostrada eficacia. Si hubiera voluntad firme tanto por parte de clubes como de organismos (muchas veces relacionados), hace tiempo que podría hablarse de Industria del Deporte en Europa.

Si se aplicase la idea a la ACB, se aclararían en gran medida algunos de los aspectos que no contribuyen a la profesionalización de la liga.

1 thought on “El basket europeo quiere industrializarse”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*