Aragon Valley Classic: Empresa Saludable, la tendencia actual que ya existía en la década de 1920

This post is also available in: English

Una empresa saludable es aquella en que los trabajadores y el personal superior colaboran en la aplicación de un proceso de mejora continua para proteger y promover la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores y la sostenibilidad del lugar de trabajo [1].

Actualmente, existe un amplio rango de acciones concretas que están englobadas bajo el modelo de trabajo saludable y que abarcan cuatro grandes planos de las empresas:

  • el ambiente físico del trabajo;
  • el ambiente psicosocial del trabajo;
  • los recursos personales de la salud;
  • participación de la empresa en la sociedad.

En la práctica, aunque los primeros modelos reconocidos de empresa saludable se dieron en las grandes multinacionales -principalmente norteamericanas- a finales del siglo XX, es en los últimos años cuando el concepto ha emergido masivamente en las organizaciones.

Hoy, el término empresa saludable está automáticamente asociado a anhelados conceptos de conciliación de vida personal y laboral, empresas adaptadas a la globalización, las características demográficas, los nuevos modelos organizativos o el uso innovador de las nuevas tecnologías.

Todas las campañas de la Agencia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo -consideradas las más importantes del mundo en su área- están agrupadas bajo una misma denominación: Trabajos Saludables.

Existe incluso un certificado de empresa saludable de reciente implantación bajo modelos de entidades de reconocido prestigio [2], que en España sólo ostentan un grupo de organizaciones que se cuentan con los dedos de las manos.

En una palabra, empresa saludable es tendencia.

elementos_higiene_industrialPor eso, comprenderás mi sorpresa al leer una de esas reliquias que me aportan una información difícilmente se puede encontrar en Internet: este libro de 1929 “Elementos de Higiene Industrial” [3].

Como le ocurría a la colección de posters de principios del siglo XX sobre seguridad del Archivo Nacional de Cataluña, los mensajes sobre salud laboral en la década de 1920 eran similares a los que divulgados hoy en día bajo el novedoso concepto de empresa saludable.

“El higienista […] no basta que preconice buenas condiciones de salubridad en las fábricas y talleres sino que ha de aconsejar a éste (el obrero) que fuera de los centros de trabajo se atenga asimismo en lo posible a las buenas normas sanitarias”.

Bajo esta premisa, se recogen en en libro toda una serie de acciones concretas que, con los matices propios de la época (que resultan curiosos e incluso simpáticos), podrían valer como catálogo de iniciativas para las organizaciones más vanguardistas y exigentes de hoy en día:

  • Fomento de una salud física y mental, como forma de vida, más allá del trabajo:

“[…] (el trabajador) procurará dar paseos al aire libre para oxigenar su organismo y buscará el solaz de espíritu»

  • Alimentación en relación con el trabajo profesional:

“La calidad y la cantidad de estos elementos son siempre algo fundamental para la buena marcha de la máquina» (el cuerpo)

  • Actividades físicas y gimnasia según la profesión:

«[…] la educación física tiene por objeto el cultivo de las energías individuales y fomenta el desarrollo orgánico de tal modo que mejoran visiblemente todas las cualidades personales y logra seres más aptos para el trabajo”.

“Se ha comprobado […] que el promedio anual de bajas por enfermedad es sensiblemente más reducido en aquellos que practican sistemáticamente la cultura física»

“Elección del deporte según la profesión. […] Es menester relacionar siempre la profesión con el deporte»

  • Medidas organizativas bajo la premisa básica de “ningún trabajo que esté en evidente desproporción con las fuerzas disponibles” y que incluyen  el establecimiento de cifras límite en el esfuerzo diario, pausas en el trabajo, entrenamiento y estudios ergonómicos;
  • Instalaciones para el desempeño de actividades en el propio centro de trabajo:

«Colonias industriales […] con mutualidades, economatos, clubs deportivos, etc.»

  • Tiene incluso apartados específicamente dedicados a algunos vicios sociales en su relación con el trabajo como el alcoholismo y el tabaco.

“[…] el vicio crea malas constituciones y lleva más o menos pronto al abandono de la profesión»

Estos y algunos otros aspectos, desarrollados técnicamente con gran detalle que me hacen pensar que quizás la empresa saludable de la década de 1920 no era muy diferente a la de hoy en día.

Referencias:
[1] WORLD HEALTH ORGANIZATION. Ambientes de trabajo saludables: un modelo para la acción. 2010. http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/44317/1/9789243599311_spa.pdf?ua=1. Consultado 20 jun 2014. 
[2] AENOR. Certificación empresa saludable. 2012. http://www.aenor.com/documentos/certificacion/folletos/w_certificacion_empresa_saludable.pdf. Consultado 20 jun 2014.
[3] OLIVERAS DEVESA Mario, SOLER DOPFF Carlos. 1929. Elementos de Higiene Industrial. Librería Bosch. III Elementos fundamentales de la higiene personal del obrero.

1 comentario sobre “Aragon Valley Classic: Empresa Saludable, la tendencia actual que ya existía en la década de 1920”

Los comentarios están cerrados