Si quieres resolver bien algo, piensa en el problema más que en la solución

This post is also available in: English

Mi último post en Prevención Integral -el portal del Centro Específico de Investigación para a la Mejora e Innovación en las Empresas (CERpiE) de la Universitat Politècnica de Catalunya- lleva por título “Gestión de la PRL: la formulación de problemas, origen de grandes soluciones” y trata sobre el papel crucial que juega el análisis metódico de los problemas en los procesos de toma de decisiones.

Cuando dentro de una organización se inicia un proceso de toma de decisiones, el patrón de comportamiento de las personas implicadas suele ir orientado a buscar soluciones desde el primer momento. ¿Qué hay de malo? podrás preguntarte. Buscar soluciones es precisamente de lo que se trata ¿no?. Se trata de resolver situaciones, de una forma rápida y eficaz. Es lo que se nos pide siempre.

Pues sí y no. Obviamente, el fin de todo proceso de toma de decisiones es precisamente eso, tomar decisiones que resuelvan la situación. Sin embargo, para llegar a una solución satisfactoria, quizá el camino más corto y solvente no sea pensar en la solución como instintivamente solemos hacer, si no centrarse en el problema.

decision_makingEse es el punto de partida de los métodos de toma de decisiones que llevo estudiando un tiempo y que forman parte ya de mis rutinas en el trabajo porque son realmente útiles. En concreto, el primer paso es la identificación y formulación de problemas.

Para saber si estás o no delante de un problema, tienes que encontrar dos elementos fundamentales:

  1. una situación deseada en la cual tu -o la persona sobre la cual estás analizando la situación- no te encuentras actualmente;
  2. un factor que impide llegar a la situación deseada, el objetivo. Este factor es el dilema.

Si falta uno de estos elementos -situación deseada o dilema- sencillamente, no existe un problema.

En la práctica, estos elementos se pueden identificar en cualquier conversación con otra persona, ya sea en el ámbito más puramente personal o profesional. El proceso de identificación de problemas empieza tomando nota de los objetivos o deseos que manifieste. En otra columna en paralelo, toma nota de los dilemas, los impedimentos que encuentra para conseguir lo que pretende.

Si consigues identificar objetivos y dilemas, estás delante de un problema. Ten cuidado, muchas veces los objetivos o dilemas esconden realmente soluciones o conclusiones en las que ya ha pensado la otra persona. Llegar a identificar realmente un problema no es un tema menor. A menudo perdemos el tiempo el situaciones que no son un problema real, que puede llegar a ser una pérdida de tiempo y fuente de frustración.

A partir de los objetivos y dilemas identificados, se pueden formular los problemas. Esto es, definir una frase que resuma el problema de la persona o personas con las que estás hablando.

Y con estos tres elementos (objetivos, dilemas y formulación de problemas) se puede empezar a analizar metódicamente una situación mas o menos compleja que al final lleve a una toma de decisiones mucho más abierta y, seguramente, más certera.

Es decir, el planteamiento es todo lo contrario al instintivo impulso de pensar en las soluciones. Llegar a una solución a través de un análisis de los problemas. Si quieres profundizar un poco más sobre el asunto y ver un pequeño ejemplo de aplicación, te remito al post en Prevención Integral.

Referencias:
DE HAAN, Alexander, DE HEER, Pauline. 2012. Solving complex problems. Eleven International Publishing. Pg 126 (imagen)
Bibliografía:
MAIRAL, DAVID. 17 feb 2015. Gestión de la #PRL: la formulación de problemas, origen de grandes solucioneshttp://www.prevencionintegral.com/comunidad/blog/aragon-valley/2015/02/16/gestion-prl-que-es-que-no-es-problema. Prevención Integral. Consultado 17 feb 2015.
DE HAAN, Alexander, DE HEER, Pauline. 2012. Solving complex problems. Eleven International Publishing.
ENSERINK, Bert, HERMANS, Leon, KWAKKEL, Jan, THISSEN, Wil, KOPPENJAN, Joop, BOTS, Pieter. 2010. Policy Analysis of Multi-Actor Systems. Uitgeverij LEMMA.

1 thought on “Si quieres resolver bien algo, piensa en el problema más que en la solución”

Comments are closed.