Tres eventos que me han hecho sentir orgulloso de ser aragonés

Durante la semana pasada y el final de la anterior, asistí a tres eventos relacionados con mi actividad profesional y con mi tierra como protagonista, que supusieron una ráfaga de aire fresco comparado a lo que suele ser la tediosa realidad del día a día.

Aragon no es precisamente Silicon Valley, aunque me gustaría y en parte por eso este blog se llama como se llama. Pero después de esos tres eventos, seguramente está algo más cerca de ello.

Los eventos fueron dos jornadas en Zaragoza y la cumbre europea de Bilbao. Las jornadas de Zaragoza fueron:

  • Una en la sede aragonesa de la Fundación Laboral de la Construcción, en Villanueva de Gállego, sobre un concepto nuevo en el ámbito de la formación que se llama “gamificación“. Sobre ello escribí un post en el blog de PrevenControl, la empresa para la que trabajo.
  • La otra, en la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA) y trató sobre los procedimientos que deben seguir las empresas durante sus procesos de internacionalización. También a esto le dediqué un post en PrevenBlog.

Aparte del contenido en sí que se impartió en estas dos jornadas -interesantísimas- cada una dedicada a una materia diferente pero ambas con un fuerte carácter innovador e inspirador, lo que más satisfacción me produjo fue observar el paso adelante que detecté por parte de las administraciones participantes en ambas (Gobierno de Aragón, Inspección de Trabajo, Instituto Aragonés de Seguridad y Salud), implicándose en unas materias impulsadas por el signo de los tiempos (avances tecnológicos, globalización), en lugar de enrocarse en aspectos puramente normativos, como ha hecho tradicionalmente. Un paso adelante cualitativo que muestra un cambio de voluntad por parte de la administración que espero no se trate de un hecho puntual y que se aplique también en otros sectores profesionales. Al maltrecho sector profesional de la seguridad laboral y a Aragón en general les vendría muy bien.

El tercero de los eventos fue, como he dicho, la cumbre de la Agencia Europea EU-OSHA a la que asistí el pasado lunes y martes. Allí, una entidad aragonesa recibió el galardón europeo de la red de organizaciones europeas (EEN) a la excelencia en la promoción de la seguridad laboral. La organización premiada fue -segunda aparición en este post- la Confederación de Empresarios de Aragón, por su campaña de difusión de la cultura de la seguridad “de la escuela al puesto de trabajo”, que llegó a más de 400 estudiantes, 12 profesores y 110 pequeñas y medianas empresas en todo Aragón.

Juntos los tres eventos, una ráfaga de cierzo puro en forma de profesionalidad que me recordaron que en Aragón tenemos un carácter único. Rasmia. Me hicieron sentir orgulloso de ser aragonés.

Os dejo una conversación que tuve con Jesús Morte, presidente de CREA, y Francisco Bono, consejero de economía y empleo del Gobierno de Aragón, justo después de recoger el premio europeo en Bilbao. Queda bien claro que éramos tres los aragoneses en ese momento reunidos…. 😉

 

1 thought on “Tres eventos que me han hecho sentir orgulloso de ser aragonés”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*