Reciclaje de basura (parte I): La valorización de residuos empieza en casa

Sobre el reciclaje de basura y otros residuos urbanos hay muchos mitos tóxicos y muchas verdades constructivas. Hoy, voy a contar la verdad constructiva: La importancia de reciclar la basura que producimos día a día, ya sea en casa, en el trabajo o mientras te comes un helado por la calle.

Hace pocas semanas tuve un trabajo en la Planta Integral de Valorización de Residuos (PIVR) de TERSA, en Barcelona. Aprovechando un momento de descanso, un amable técnico de la planta improvisó una visita a las instalaciones.

Planta Integral de Valorización de Residuos
Planta Integral de Valorización de Residuos (PIVR) de Sant Adrià de Besòs (Barcelona)

Me encantó porque pude ver el proceso en funcionamiento y, sobre todo, por comprobar una trazabilidad efectiva de la implicación de muchos miles de ciudadanos. Es decir, que al separar la basura en casa y depositarla en el contenedor específico, iniciamos y facilitamos un proceso de valorización que transforma nuestros residuos en materias primas y energía.

Resumiendo (aunque podéis verlo con más detalle en la web), la planta se compone de dos instalaciones:

  1. A la planta de tratamiento mecánico biológico llegan los residuos que no hemos depositado en los contenedores de vidrio, plástico, papel, pilas,… En el caso de Barcelona, van a un contenedor municipal de color gris como “rechazo” que se separa en esta planta: plástico, papel, vidrio, metal,…. que se destinan a reciclado y otra parte de materia orgánica que es tratada para conseguir gas y material combustible que va a…
  2. … la planta de valorización energética que, los utiliza para combustión y aprovecha el calor que genera este proceso para producir vapor y electricidad.
Esquema de gestión de residuos
Esquema de gestión de residuos

Al final, de cada 5 kilos de basura que entra a la planta de Sant Adrià, queda esto:

IMG_0222Unos 700 gramos de:

  • Cenizas (escoria procedente de la combustión, frasco de la derecha en la foto), que son utilizadas como material inerte en la construcción de carreteras;
  • Y una fracción de metales (frasco de la izquierda con material color óxido) destinado a reciclaje.

El caso habla por sí sólo y deja a la altura de “rechazo valorizable” a los mitos que circulan en relación con una fraudulenta e inútil gestión de los residuos que producimos y de los que quizá hayas oído. Alguien los denominaría mitos de la sociedad de la tierra plana.

Pero eso lo dejo para un próximo post que será la segunda parte de este. Separando, ya que estamos con la actitud selectiva… 😉