Tres aspectos tangenciales del caso Volkswagen: informes de sostenibilidad, la Agencia EPA y el valor de los valores

This post is also available in: English

Si tuviera que definir brevemente la maniobra de Volkswagen con respecto a la violación de la Clean Air Act de la Agencia de Protección Medioambiental (US-EPA), sería algo como esto:

VW_fail

Del caso Volkswagen ya se ha publicado mucho. Uno de los que más rápido y con más solvencia ha interpretado la noticia es Enrique Dans. Estas son sus últimas consideraciones, de hace apenas unas horas:

Las repercusiones del caso son todavía imprevisibles en términos de amplitud y profundidad, y las consecuencias para la propia compañía y la industria automovilística mundial, son sólo la energía de activación de lo que parece una reacción en cadena global de efectos disruptivos. Atento@s.

De momento, desde el punto de vista de la estrategia de los negocios, el caso Volkswagen es el máximo y más reciente exponente de la importancia que están adquiriendo los aspectos sociales y medioambientales en la supervivencia de las organizaciones:

es la sostenibilidad, estúpido

Volkswagen publica anualmente -como es obligatorio para las empresas de su magnitud- sus informes de sostenibilidad. El último publicado es del año 2014. Aquí tienes una de las mayores muestras de demagogia, irresponsabilidad, de insolvencia integral en la historia del ser humano:

We have learned that sustainability, environmental protection and social responsibility can be powerful value drivers.

(Hemos aprendido que la sostenibilidad, la protección medioambiental y la responsabilidad social pueden ser poderosos impulsores de valores)

Prof. Dr. Martin Winterkorn,  ex- CEO de Volkswagen AG, en el informe de sostenibilidad 2014 de Volkswagen, página 12

Los acontecimientos están demostrando que en Volkswagen tenían mucho que aprender aún. La verdadera lección la están aprendiendo en este mismo momento.

Los informes de sostenibilidad son actualmente uno de los estándares más pujantes en la gestión estratégica de las organizaciones; un planteamiento con amplias perspectivas de desarrollo en los próximos años.

Obviamente, algo falla cuando las empresas pueden hacer compatible el cumplimiento de reconocidos estándares de sostenibilidad y responsabilidad con unas prácticas empresariales de las que Volkswagen es tan sólo una muestra reciente. Está claro que las empresas son las responsables de sus propios actos, pero los organismos promotores y responsables de este tipo de estándares de sostenibilidad (p.e. Global Reporting Initiative) tienen trabajo por delante, para ganarse el prestigio que pretenden. En este momento, su fiabilidad está más que cuestionada como estándares de desarrollo sostenible.

Sin embargo, donde no llegaron este tipo de -supuestos- estándares pujantes y organismos de reconocido prestigio, llegó la Agencia US-EPA (Environmental Protection Agency), cuya actuación en el caso Volkswagen puede marcar un antes y un después en el papel de este tipo de organismos que hay a nivel mundial y en otras disciplinas como la seguridad y salud (US-DOL, EU-OSHA, CCOSH, HSE-UK), energía y cambio climático (EEA, NOAA, o la propia US-EPA), la comunicación, etcétera.

Llevo tiempo -años ya- siguiendo el trabajo de este tipo de organizaciones. Más que siguiéndolo, utilizándolo. Dentro del escenario actual que rodea a la información, el conocimiento y los procesos en la toma de decisiones sobre diversos temas, los organismos tipo agencia supra-estatal se han convertido en una de las mayores y más fiables fuentes de información por la transparencia, solvencia, independencia, dedicación y accesibilidad. Son auténticos facilitadores de conocimiento.

La Agencia EPA es un paradigma de este tipo de organizaciones y su papel en el caso de VW puede ser un hito significativo, especialmente en su función como organismos de inspección, evaluación, auditoría y control.

Al fin y al cabo, de lo que se trata en general es de dar trazabilidad a los nuevos valores de la sociedad: salud, bienestar, medio ambiente,…. Quien no sea consciente del valor de los valores, está fuera de juego.

3 comentarios sobre “Tres aspectos tangenciales del caso Volkswagen: informes de sostenibilidad, la Agencia EPA y el valor de los valores”

Los comentarios están cerrados