Análisis: La mejor jornada divulgativa de los últimos años

Edificio_CREA
Sede de la CREA, Zaragoza

Ocurrió el pasado miércoles 5 de junio, en las instalaciones de la Confederación de Empresarios de Aragón en Zaragoza, que organizó una jornada titulada “LIDERAZGO EN PRL COMO ESTRATEGIA EMPRESARIAL Y DE COMPETITIVIDAD”.

Cuando la CREA abrió semanas atrás la inscripción a la jornada, ya me sorprendió un título que conjugaba liderazgo PRL estrategia competitividad. Era algo distinto a los actos habituales, cargados de contenido normativo, administrativo, interpretativo,… 1995… y a los que reconozco que a estas alturas voy principalmente por inercia profesional.

Nada de eso. Detrás de una puesta en escena y participantes habituales, recibimos los asistentes una lección magistral sobre cosas como “valor competitivo”, “mejora continua”, “estrategia empresarial”, “liderazgo”, “salud cognitiva”, “participación” aplicados a la prevención de riesgos laborales.

Jornada_CREA_5_jun_2013
Jesús Divassón (DGA), Emilio Castejón (INSHT), Antonio M. Alfonso (FREMAP), Román García (ITSS), Javier Pemán (Tereos Syral) y Ana Bermúdez (ISSLA) condujeron la sesión

Good Safety = Good Business.

La prevención de riesgos laborales es un campo muy encorsetado por la normativa: Exigente desde Europa, convertida en asfixiante en España. Esto complica que se puedan aplicar modelos empresariales modernos a la seguridad laboral en las organizaciones, tal y como se hacen en otras áreas menos condicionadas.

Una vez asumido y superado el cumplimiento de la normativa y la importancia de datos estadísticos, a partir de ahí, es cuando la empresa tiene campo libre para trabajar en cosas como el liderazgo, la cultura, el conocimiento o el valor competitivo. Un nivel superior en el que el talento y la capacidad auténticos de los profesionales marcan la diferencia hacia la excelencia y la competitividad y en que los límites los pone la propia organización.

En este nivel evolucionado, una organización puede complementar la tradicional salud física y psíquica de los trabajadores con lo que Antonio M. Alfonso (FREMAP) denomina salud cognitiva: Aquella en que las capacidades, conocimiento, competencias y comportamiento de las personas pueden desarrollarse plenamente dentro de la empresa, contribuyendo a una salud más allá de la laboral. Salud en la vida en general, integral…. Y beneficio y valor reales para la empresa.

Para llegar a esta situación, una organización necesita contar con el doble componente liderazgo de los responsables y participación de los trabajadores, donde cada miembro de la organización tiene su responsabilidad y autoridad, todos bajo el mismo entorno de salud cognitiva.

Cómo encaja la prevención de riesgos en este sistema?.

La seguridad laboral es una de las funciones de las organizaciones que más pueden contribuir a una buena salud “cognitiva”. Lo conseguirá sólo si va más allá de un buen desempeño de las tradicionales especialidades técnicas de la prevención de riesgos (seguridad, higiene, ergonomía) y se sube al tren de valor aumentado de la empresa aportando capacidades, conocimiento, comportamiento, competitividad que van más allá de las funciones “de real decreto”.

Los profesionales de la seguridad laboral tenemos bastante margen de mejora en cuanto a sistemas de gestión adecuados a la empresa, programas formativos eficientes, sacar rentabilidad real a los recursos destinados. A partir de una dedicación centrada en la actividad de la empresa es cuando podrá empezarse a aportar valor añadido, innovación y creatividad. Ser unos de los líderes que la empresa requiere.

Es algo nuevo pero ya se van viendo ejemplos: Ya conocimos cosas innovadoras como el “enlace de prevención” de Protón electrónica, los “embajadores de seguridad” de BMW para liderar la diversidad cultural o, ahora, la PRL que presentó en la jornada Javier Pemán (Tereos Syral) como factor de motivación, competitividad y factor de desarrollo con mayúsculas.

Cómo se relacionará la normativa con este entorno?.

Pues paradójicamente, tendrá que adaptarse.

Los términos manejados en la jornada dejan bastante atrás a la legislación. Un hecho significativo es que apenas se habló de reglamentación ni administraciones en la jornada como agentes protagonistas.

El papel de la legislación en cuanto al liderazgo y participación se reduce a establecer líneas generales, exposición de motivos, declaraciones de principios etc. poco específicos y con gran margen de interpretación. Muy alejado de la meta-regulación a la que estamos acostumbrados en muchos otros aspectos de la prevención de riesgos.

Como consecuencia de ello, los responsables de la administración -Inspección de Trabajo en este caso- carecen de herramientas adecuadas para medir el desempeño de estos nuevos conceptos en las empresas.

Aunque sí interviene como órgano de consulta en la modificación de normas, establecimiento de programas o diseño de estrategias, el papel de la ITSS se ha quedado atrás en el ámbito del liderazgo y participación. Por eso, como anunció Román García (ITSS) en la jornada, una revisión de la forma de trabajar de las administraciones competentes es necesaria. De hecho, se ha iniciado.

Horizonte 2020 vs 1995.

Esta jornada de CREA se alinea y da trazabilidad a las líneas marcadas desde Europa de cara al horizonte 2020 y que, en el ámbito de la seguridad laboral, hablan de cosas como simplificación normativa y administrativa, el desempeño de nuestra profesión como forma de ocio, superación del ámbito laboral y, muy especialmente en los últimos tiempos, liderazgo y participación como herramientas efectivas de gestión modernas.

Por eso, porque la jornada de CREA es un paso adelante cualitativo, me ha parecido, como poco, la mejor a la que he asistido en los últimos años.

2020vs1995.

3 thoughts on “Análisis: La mejor jornada divulgativa de los últimos años”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*