14.05.2017: El día más lamentable en la historia reciente de mi pueblo

Foto: José Solsona

Domingo, 14 de marzo de 2017. Ese día, a media tarde, me llegó esta imagen. De inmediato, sentimientos reflejos múltiples que, si tuviera que resumir en dos palabras, serían tristeza y desconcierto.

Tristeza por el animal sacrificado tras un proceso de sufrimiento y maltrato que ofrece imágenes repugnantes, descrito como “abuso animal cruel” (generosamente subvencionado) por la mayoría de fuentes legales internacionales (Marcos, 2016)

Desconcierto por no encontrar argumento, justificación alguna a lo ocurrido. Y mucho menos en mi pueblo. Me consta que soy uno más entre un número significativo de ontinenses que se encuentran en esta situación.

Todo sería más fácil si se resumiese en la recurrente discusión tauromaquia si/tauromaquia no, pero tampoco está allí la respuesta: no es una actividad que me levante ni especial interés ni rechazo activo.

Tampoco se trata de una tradición arraigada en mi pueblo desde hace décadas, que repercutiese en un rendimiento económico directo que pudiera equilibrar el coste social y de proyección al exterior que exhibiciones de maltrato como la del pasado fin de semana ya están produciendo. Y aún en caso de tratarse de una tradición, debería revisar su funcionamiento para adaptarse a las nuevas preferencias y sensibilidad de la sociedad, que afortunadamente sí están más implantadas en Ontinar.

Hoy, cuatro días después de recibir la maldita imagen del animal sacrificado, sigo sin respuesta para ello. Yo, y un significativo número de personas en Ontinar. Quizás el Ayuntamiento podría (y debería) arrojar algo de luz a este asunto, que tiene relación con la deficiente participación ciudadana establecida en el pueblo, que la propia Agenda 21 establece como objetivo prioritario desde hace unos cuantos años (“Diagnóstico Ambiental, Ontinar de Salz,” n.d.) (“Proyectos priorizados,” n.d.)

Lo que sí tengo claro es que no quiero maltrato de animales (sean toros o cuquetas de siete puntos) que, lejos de ser patrimonio de mi pueblo, generan confrontación, además de una dudosa imagen al exterior (siendo generoso).

No con mi dinero. No con mi respaldo. No en mi pueblo.

Bibliography

Diagnóstico Ambiental, Ontinar de Salz. (n.d.). Retrieved May 17, 2017, from http://agenda21ontinardesalz.dpz.es/Docs/Diagnostico_ambiental.pdf
Marcos, F. (2016, June 17). Entertainment Made in Spain: Competition in the Bullfighting Industry (PDF Download Available). Retrieved May 17, 2017, from https://www.researchgate.net/publication/292538495_Entertainment_Made_in_Spain_Competition_in_the_Bullfighting_Industry
Proyectos priorizados. (n.d.). Retrieved May 17, 2017, from http://agenda21ontinardesalz.dpz.es/Docs/Proy.%20priorizados.pdf

8 thoughts on “14.05.2017: El día más lamentable en la historia reciente de mi pueblo”

  1. No lo podría haber expresado mejor!. ¿que necesidad de derramar sangre?, Las fiestas deberían de ser para todos y no solo para unos pocos. Muy triste con lo ocurrido, lucharemos porque está masacre no vuelva a ocurrir, 7 espadas necesitaron para dar muerte al animal, la plaza vacía y la gente indignada. ¡no nos callaran!

  2. Yo estuve esa tarde en la plaza, decir que no soy antitaurino (si no no hubiese ido) pero lo que vi allí fue una escabechina que me impresiono, cualquier taurino hubiese pateado el culo a esos dos Novilleros por no llamarles destripadores. El primero le clavo la espada de lado y le salia la mitad por un costado del animal, después 7 intentos más todos fallidos y el animal mugiendo como diciendo acaba ya, hasta que el ultimo intento que eso ya me pareció la bomba, le clavó la espada en el costado directamente como si le hubiese puesto un imperdible.
    El segundo fue aun peor, después de pinchar en hueso unas 8 veces al final acertó y clavó casi en los riñones del animal y sangrando a vorbotones fue andando pegado a las tablas y dando tumbos unos 10 min. ante la mirada de todo el mundo hasta que fue apuntillado finalmente como el primero, lo mas lamentable es que hubo gente que aplaudía pero claro, gente que no tiene ni puta idea de lo que es una novillada

  3. Y encima escabechina, cada dia que pasa flipo y flipo mas, a parte de no ser una tradición (maldita por cierto) de Ontinar de Salz, no hay gente que aplauda esta salvajada, para mi no es excusa que haya mucha gente que le gusten las corridas de toros para que se convoque, pero si encima se hace en un pueblo de 700 hab. y muchos mas de la mitad no quieren…vamos….que qué poquicas luces han tenido, nunca he creído que me ha representado nadie, pero mucho menos el ayunta actual de mi pueblo, vergüenza!

  4. Indignante
    Pobre animal
    Y esa gente se hacen llamar maestro?
    Y esa tortura es arte?
    Y casi lo peor es que es plaza solo ha servido para que la gran mayoría de vecinos del pueblo no hayan podido ir a pasarlo bien a unas simples vaquillas o encierro como los de siempre
    Y sin torturar ni matar a ningún animal

  5. Una lastima lo de estas fiestas, una tradición que en Ontinar se convirtió en una matanza. Una tradición que aquí nunca ha estado arraigada y que ni siquiera a las vaquillas últimamente iba gente. Podríamos decir que en Ontinar con una plaza chica y viendo a los muchachos del pueblo borrachos revolcandose con la vaca en el “Grand Prix” tenemos suficiente tauromaquia.
    Los toros son una tradición que no puedo entender al ver como gente disfruta viendo el sufrimiento de un animal, no me gusta prohibir cosas y respeto al que le guste, aunque no comparta esa afición y creo que debería acabarse dejando de ir la gente y sin recibir ni una sola ayuda. Aquí en Ontinar se ha favorecido y mucho a que este acto triunfará (restringiendo actos simultaneos, regalando abonos, incluso cortando la luz de la peñas para q no t quedará otra opción que ir a la discomóvil vaquillera, o enfocando todas actividades en la plaza de toros o incluso recenas allí en la lejanía en vez de por el pueblo) y no ha sido así, la plaza y su España cañi no ha triunfado, por lo que por una parte estoy orgulloso de mi pueblo, aunque dolido, por la matanza del domingo, ya que varios asistentes me dijeron que el novillero (que no maestro) va a cambiar su apodo a “Jack” (el destripador). Una VERGÜENZA, que esperemos no se vuelva a repetir.
    Recalcar también la valentía de varias damas, al menos dos, las cuales se negaron a ir a ese acto a una muy corta edad oponiéndose a presiones de amigos, familia u organizadores.
    Y el blog genial, como siempre David que yo no gasto Facebook y sino no me entero jej

  6. Me parece bastante lamentable que la gente tenga la necesidad de medirse constantemente con animales, sean recortadores, roscaderos, toreros o borrachos llamando desde encima de un remolque. Que dejen a los animales tranquilos, y si no pueden solucionarlo a estas alturas, que al menos tenga la vergüenza de pagárselo ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*