Conciencia medioambiental para manipular a la gente

Cuando escribí el último post sobre la activación por parte de Protección Civil de la Generalitat de un protocolo contra la contaminación en el área de Barcelona, resumí en una palabra la actuación: inaceptable.

Aparte de ello, la difusión de las medidas de la administración tal y como se presentaron en los medios a principios de semana, especialmente en el diario La Vanguardia, dando respaldo a las insolventes medidas de la administración, me pareció además realmente inexplicable y desconcertante. Cuando lees algo en un medio de comunicación, esperas algo más especializado y solvente, que te aclare el asunto como lector.

Esta misma semana, ese mismo periódico siguió con la información sobre el asunto por un camino equivocado y torpe, que desveló una falta importante de ética profesional y de responsabilidad social: Usó la conciencia medioambiental de la gente y manipuló información con fines muy distintos de los que se pretende con ello.

Barcelona no es ejemplo de medio ambiente

Más allá del pico de contaminación de esta semana y de lo inaceptable del inútil e insolvente protocolo activado esta semana ante unos datos de polución graves -aunque se quieran minimizar- los datos oficiales dicen que Barcelona no es modelo de efectividad en medidas medio ambientales.

La excepcional concentración de dióxido de nitrógeno (NO2) de esta semana es anecdótica respecto a la media anual de este y otros contaminantes presentes en la ciudad,  que supera con creces el doble del máximo recomendado por la Organización Mundial de la Salud. Todos los días.

O sea, contra la contaminación atmosférica de Barcelona, no se actúa convenientemente ni en momentos puntuales ni de forma estructural.

Puedes acceder directamente al mapa interactivo de la Agencia Medioambiental Europea que muestro abajo y comprobarlo por tí mismo:

Concentración_NO2

Por eso, cuando al día siguiente de conocer la activación de la alerta por contaminación y de escribir el post anterior, imagina mi perplejidad cuando leo esta noticia en el mismo diario, La Vanguardia (clic en la imagen para ampliarla):

La_Vanguardia_11_dic_2013_Madrid_polucionMadrid es también un foco de contaminación alto, que está pasando estos días por un pico de concentración de NO2.

Pero ese no es el tema. La información está presentada de una forma tan sesgada y manipulada hasta convertirse en falsa en algunos puntos (1) que, lejos de sorprenderme, aclaró mi desconcierto y falta de explicación a la primera noticia: No se trata de medio ambiente, se trata de usar una cuestionable conciencia medio ambiental para otros fines.

En este caso son políticos, pero es lo de menos.

Sea lo que sea lo que se persigue, lo grave es tratar de manipular la opinión del ciudadano en base además a información que desinforma. Cuando el medio que se utiliza para ello es la conciencia medio ambiental, demuestras un terrible nivel de insolvencia ética y profesional y falta de responsabilidad.

Sólo bajo esta explicación se entiende que la información sean cosas como:

  • Madrid no actúa como la Generalitat activando un protocolo de actuación que ¿previene? y ¿mitiga?;
  • “Nos gustaría que el Ayuntamiento de Madrid actuara como la Generalitat. Pedimos que se tomen medidas como en Barcelona”;
  • “El Ayuntamiento (de Madrid) esconde el problema. Nadie nos protege”;

Una cadena de argumentaciones para llegar a unos titulares contundentes: En Barcelona estamos “asediados por la polución” y Madrid “no actúa ante su elevada polución“. 

Y la gente se lo cree.

Esto no es sensibilidad medio ambiental, es otra cosa. Conciencia medioambiental para manipular al ciudadano.

———————————-

(1) Por ejemplo, 40 mcg/m3 es el límite establecido por la normativa europea, que no garantiza un aire de calidad. La OMS establece el límite de aire saludable en 20 mcg/m3.

2 thoughts on “Conciencia medioambiental para manipular a la gente”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*