Una alternativa a tener en cuenta: La detección de gases como un servicio

This post is also available in: English

La medición y evaluación de la atmósfera del lugar de trabajo es la medida técnica más determinante de las contempladas dentro de un procedimiento de trabajo en recintos confinados (1).

No es que sea más ni menos importante que el resto de medidas técnicas a implantar (medios de acceso y permanencia, ventilación del lugar de trabajo, equipos de trabajo y de protección de trabajadores), pero sí es cierto que el resultado obtenido de una escrupulosa identificación y evaluación de la atmósfera interior antes y durante el trabajo dentro de un recinto confinado condiciona las características del resto de medidas técnicas a implantar.

El trabajo en un recinto confinado es uno de los retos y responsabilidades profesionales más altos a los que nos podemos enfrentar los trabajadores y los responsables técnicos de una empresa:

  • en un espacio confinado, los trabajadores están expuestos a unos de los los riesgos profesionales de efectos más severos e inmediatos: asfixia, incendio-explosión e intoxicación;
  • la ejecución exitosa del trabajo requiere establecer procedimientos de trabajo exigentes y un estricto control de todos los factores de riesgo específicos de los espacios confinados.

Sin embargo, resulta paradójico que, contrastando con la alta exigencia del trabajo en un recinto confinado, lo que comprometa en muchas ocasiones una eficiente y segura realización de las tareas sean factores totalmente externos a los protocolos de trabajo en sí. Me estoy refiriendo a los típicos inconvenientes e imprevistos relacionados con los equipos de medición a utilizar, su mantenimiento y su logística y que se traducen en excusas tipo:

“No podemos realizar el mantenimiento de nuestros detectores de gas”
“Los costos son demasiado elevados e impredecibles”
“No tenemos tiempo para guardar registros”
“No sabemos realmente lo que está sucediendo in situ”
“No es posible seguir todas las advertencias presentes en los manuales de usuario”

Detector de monóxido de carbono
Detector de monóxido de carbono

Tan importante como tener un procedimiento de trabajo bien elaborado, lo es tener dispositivos de medición en correcto estado de mantenimiento y listos para ser utilizados en situaciones de emergencia por personal entrenado.

Una solución que puede resolver muchos de estos obstáculos es la contratación de la detección de gases como un servicio: empresas especializadas, como esta compañía americana, integradas en los procesos de medición y evaluación de las atmósferas en recintos confinados de empresas clientes.

A los clásicos servicios de adiestramiento del personal en la realización de muestreos ambientales o de mantenimiento y calibración de instrumentos, el avance tecnológico permite ahora una gama casi interminable de servicios que resuelven en origen y a un coste muy razonable muchos de los obstáculos colaterales que pueden dar al traste con tu excelente procedimiento de trabajo en espacios confinados.

Imagina tener en tu empresa los equipos de detección de gases. Hasta aquí normal. Pero imagina además tener en tu propia empresa un sistema completo para mantener los detectores probados y calibrados in-situ y que, además de reportar los resultados de las muestras, envíe alertas e informes de estado en tiempo real a través de Internet tanto a personal de la propia empresa usuaria como a la proveedora del servicio, la cual puede dar soporte adecuado en función de los problemas reportados. Sería algo así:

iNet_Flow_2013

De esta forma, se cierra el círculo de problemas logísticos, de mantenimiento y control de equipos y otros inconvenientes colaterales relacionados con la medición y evaluación de atmósfera en un recinto confinado.

En este contexto, un servicio de detección de gases se encuentra a la altura de los exigentes protocolos de trabajo en recintos confinados, lo cual es algo muy a tener en cuenta.

———————————————————————————————————————————

(1) Espacio confinado: cualquier espacio con aberturas limitadas de entrada y salida y ventilación natural desfavorable, en el que pueden acumularse contaminantes tóxicos o inflamables, o tener una atmósfera deficiente en oxígeno, y que no está concebido para una ocupación continuada por parte del trabajadores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*