Liderazgo y participación para gestionar la diversidad cultural en las empresas

Imprimir
http://www.healthy-workplaces.eu/es/hw2012

La Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo publicó el martes un informe titulado “Diversidad cultural en el trabajo: Seguridad y Salud a través del liderazgo y la participación”.

El informe es una identificación de los riesgos colaterales que conlleva la migración dentro de las organizaciones y, sobre todo, un estudio de métodos de liderazgo y participación para gestionar con éxito los retos que plantea la diversidad cultural.

La diversidad cultural, factor clave en las organizaciones.

Los fenómenos migratorios son una realidad importante en Europa desde hace décadas, acentuada en los últimos 25 años. La línea rosa de esta tabla representa la migración neta en Europa.

EU_migration_ratesEn 2010, en la EU-27 había 43,7 millones de habitantes nacidos más allá de sus fronteras (9,4% de la población total) y, a pesar de los años de crisis que se nota claramente a partir de 2007, la tendencia dice que estas tasas seguirán siendo positivas.

Siendo el trabajo el principal motivo de la migración, su impacto cuantitativo en las organizaciones es todavía más relevante.

Impacto cuantitativo y, más importante aún, cualitativo. Diferencias culturales, lingüísticas, de educación y, en general, de usos y costumbres frente a la vida aportados por la población inmigrante son origen de los handicaps a que se enfrentan trabajadores inmigrantes y sus organizaciones. Los estudios dicen que:

  • Los trabajadores inmigrantes son más reticentes frente a su seguridad en el trabajo;
  • Evidencian falta de actitud a la hora de asumir la legislación del país y de las normas establecidas es las empresas;
  • Excesiva ambición por dinero como objetivo de su trabajo;
  • Dificultades para la comunicación;
  • Mayor exposición a riesgos en el trabajo, stress e insatisfacción laboral y menor acceso a equipos y medidas de seguridad.

Liderazgo y participación como receta.

Ante esta situación, la diversidad cultural es un ítem que debe quedar claramente identificado y trazado desde los primeros peldaños de las organizaciones y que debe plasmarse en políticas y procedimientos concretos basados en el liderazgo por parte de los responsables de la empresa y la participación de los trabajadores, con 4 grandes bloques de actuación:

  1. Barreras a la comunicación;
  2. Adaptación de los estilos de liderazgo;
  3. Formación y entrenamiento de los equipos;
  4. Entornos de trabajo inclusivos.

Analizados en detalle en el informe de EU-OSHA.

*

Una vez más, y van ya bastantes en los últimos tiempos, se plantea la dualidad liderazgo-participación como gran estrategia para afrontar los retos en las organizaciones. Los cambios en los cimientos de las empresas son grandes y las funciones de los especialistas, de seguridad laboral en este caso, también. 2020 vs. 1995.

De eso volveré a hablar en un próximo post en clave de análisis.

5 thoughts on “Liderazgo y participación para gestionar la diversidad cultural en las empresas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*