Un ejemplo de desobediencia civil justificada por la reforma energética española

Hace unos días escribí este tweet en relación con la última propuesta del gobierno español para la reforma del mercado energético:

Tweet_david_mairal

El tweet es una referencia a un artículo de El Mundo que cuenta la paradójica situación que se le presenta a un ciudadano que tiene instalados varios paneles solares en su casa.

El “pensando en la desobediencia civil” era

mi reacción de ese momento ante todo el asunto. Así lo pensaba y lo sigo pensando, a pesar de que no soy una persona propensa a hacer este tipo de manifestaciones públicas.

  1. Porque más allá de consideraciones técnicas de si las instalaciones renovables desestabilizan tanto la red eléctrica española como para aplicarles un coste de un 27% de más (cada uno hará sus números), esta reforma es un asalto al ámbito privado de los ciudadanos detrás del que están los intereses de las grandes empresas energéticas y en el que el estado, debilitado, juega el papel de simple canalizador, proporcionando los instrumentos legales. En este trío hay alguien que “no pilla nada”, otro que “pilla por disfrazarse de payaso” y otro que se ríe de todos. Pues vaya lobby de mierda.
  2. Porque además, me gustaría vivir en un país de calidad y con esta y anteriores decisiones, España se posiciona en un modelo energético que rechaza de forma incomprensible un recurso natural que tiene en abundancia, el Sol, y que podría aportar la ventaja competitiva en un sector estratégico que precisamente otros países buscan y no pueden conseguir en su territorio. Al mismo tiempo, se da la espalda al enorme componente de innovación, respeto por la naturaleza, I+D, responsabilidad social y otras consecuencias colaterales de calidad que las energías renovables tienen. Esto es de un país de poca solvencia y en involución.

A pesar de todos estos motivos, siempre le queda a uno la sensación de “¿me habré pasado con eso de la desobediencia civil?“. Hoy por la mañana he leído algo que me ayuda a resolver mis dudas: He sabido gracias a una amiga (gracias Anabel por compartirlo) de este artículo en Forbes en el que textualmente se dice:

“[…] La medida es profundamente impopular y algunas personas están preocupadas por una desobediencia civil masiva: esto es, que los españoles decidan directamente no cumplir la ley […]”.

También incluye las declaraciones de una relevante organización internacional sobre desarrollo sostenible y relaciones internacionales (IDDRI) calificando la ley de “ilógica” y de “seria invitación del gobierno a que los ciudadanos se conviertan en anti-sistema”.

No es que necesite la opinión de Forbes para convencerme, pero está claro que no es lo mismo lo que pueda decir yo, David Mairal, que lo que opine una de las publicaciones más relevantes del mundo.

Pirate_flagActualmente, en casa tenemos paneles solares térmicos para producir agua caliente sanitaria y de momento no hemos decidido instalar paneles fotovoltaicos para producir electricidad porque hay otras preferencias…. El día que lo decidamos, la instalación cumplirá con todos los requisitos necesarios, pero no con esta ni otras normas que apruebe el gobierno en esa línea: son declaradas nulas dentro de la “república independiente de mi casa”.

Y tú?. Crees que este tipo de normas justifican la desobediencia civil?.

Si estás de acuerdo, difunde este post en Twitter, Facebook y todas las redes que tengas. A ver si lo hacemos tan viral que le dé un retorcijón de tripas a alguno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*