Uralita y su agente más secreto, el amianto

This post is also available in: English

Uralita es una multinacional de materiales de construcción. Aislantes, yesos, tuberías y tejas son hoy sus principales productos [1]. Los orígenes de Uralita se encuentran en los comienzos del siglo XX, cuando en 1907 fue una de las primeras empresas en Europa en introducir un nuevo material que revolucionaría el mundo de la construcción, el fibrocemento [2]

amianto
Fuente: Wikipedia

fibrocemento.

1. m. Mezcla de cemento y fibra de amianto, que se emplea para la fabricación de planchas, tuberías, depósitos, etc. [3]

El descubrimiento y aplicación del amianto data del IV milenio a.C. Desde entonces, su utilización se fue generalizando en todas las civilizaciones y épocas de la historia. A partir del siglo XIX se produce su empleo masivo, que aún hoy sigue vigente en muchos lugares del mundo.

Las primeras referencias a los efectos dañinos del amianto tienen origen en Grecia y Roma entre los siglos I a.C. y I d.C..  “Enfermedad de los pulmones” y “mal de los esclavos” fueron las respectivas denominaciones utilizadas para documentar los daños sufridos por los trabajadores griegos de minas de amianto y los esclavos romanos que utilizaban prendas de vestir de este material.

Desde entonces, la historia del amianto es una historia de discreción e incluso encubrimiento de su toxicidad por parte de la industria que lo empleaba como componente de sus productos.

IMG_1862De la historia del amianto como agente encubierto, encontré ayer domingo, 7 de diciembre de 2014, una prueba en el mercado de libros y colecciones de Sant Antoni, en Barcelona. Se trata de una copia del Manual General nº3 de Uralita S.A. (1956).

No es que la seguridad no sea el ámbito del libro. Existe un exhaustivo apartado sobre el «empleo, manipulación y colocación de tuberías” que contiene precisas medidas de seguridad en las operaciones de recepción, cargar y descarga del material. También, instrucciones -incluyendo medidas de seguridad- sobre la forma de ejecutar la excavación de zanjas donde se instalarán los sistemas de tuberías.

En este nivel de detalle, en el apartado dedicado a “cómo se cortan las tuberías Uralita”, es imprescindible algún tipo de descripción o referencia al riesgo de exposición a fibras de amianto y sus correspondientes medidas a observar. Sorprendentemente, no las hay. No sólo el nivel del libro lo merecía en alguna de sus 1.019 páginas, sino que parecen forzadamente excluidas, dejando un excelente libro técnico en la calificación de mejorable e incompleto.

Para Uralita, el amianto fue un agente secreto.

Hoy, la empresa Uralita se enfrenta a múltiples denuncias por la exposición de sus trabajadores a las fibras de amianto durante demasiado tiempo.

Referencias:
[1] URALITA. 2014. Descripción de Uralita. http://www.uralita.com/Informacion-General/Paginas/descripcion-uralita.aspx. Consultado 8 dic 2014.
[2] URALITA. 2014. Historia de Uralita. http://www.uralita.com/Informacion-General/Paginas/historia-uralita.aspx. Consultado 8 dic 2014.
[3] DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA. Octubre 2014. Fibrocemento. http://lema.rae.es/drae/?val=fibrocemento. Consultado 8 dic 2014.

Bibliografía:
ARAGON VALLEY. 26 ene 2014.La nanotecnología como factor de cambio radical en la seguridad, salud y medioambiente. http://www.aragonvalley.com/nanotecnologia-factor-cambio-radical-seguridad-salud-medioambiente/. Consultado 8 dic 2014. 
ASBESTOS.COM. 22 ago 2014. History of asbestos. http://www.asbestos.com/asbestos/history/. Consultado 8 dic 2014.
URALITA. 1956. Manual General nº3 de Uralita S.A.. Editorial Dossat.

4 comentarios sobre “Uralita y su agente más secreto, el amianto”

  1. Además, en ese Manual se recomendaba que los cortes de los tubos para conducción de fluidos a presión (agua, gas ciudad…), se realizasen «en seco», es decir, sin humectación previa, precisamente la práctica responsable de que se puedan originar las poluciones con niveles más altos de «fracción respirable» de fibras de amianto (invisibles sin el auxilio de microscopio), en suspensión en la atmósfera del puesto de trabajo, y en su entorno (a veces, con su correspondiente «coro de mirones»). Ver: http://www.rebelion.org/docs/192613.pdf

    1. Tal cual, Francisco. Página 684 del Manual:

      “[…] El corte debe hacerse en seco y se debe tener cuidado de no romper el disco. Esto puede ocurrir si el disco no se sostiene normal al tubo […]”

      El disco sí, cuidado, pero si se generan partículas de material cancerígeno nosotros no lo sabíamos….

Los comentarios están cerrados