Aragon Valley (parte III): El espejo que abre conciencias

Hoy, en Aragón…

… lejos de su capital, lejos geográficamente y mucho más lejos aún en otros aspectos más intangibles y sutiles, hay multitud de lugares donde las cosas son distintas a las que vemos todos los días en los medios.

Lugares donde la gente sigue viviendo en sus mismas antiguas, que no viejas, casas.

Inscripción sobre el umbral de entrada a una vivienda en Fanlo (Huesca)

Hay lugares en que sus raíces siguen marcando el ritmo del crecimiento, y no al revés.

Lugares que nos permiten desarrollar todo nuestro potencial. Donde la creatividad, el ingenio, la belleza, son más fáciles de encontrar. Lugares cuanto más se acumula el pasado y el olvido, más fácil es hallar toda esa materia.

El material del que están hechos los sueños…

De esta materia prima, hay en abundancia en Aragón.

Sólo en la comarca de Sobrarbe y alrededores hay más de cien antiguos poblados hoy deshabitados.

Cada día las infraestructuras del progreso dependen menos del acero y el hormigón y más de otros puentes capaces de conectarlo todo, incluidos estos remotos parajes, de forma más sencilla, limpia, sostenible, racional, respetuosa…..

Y este es el auténtico y tremendo potencial que tiene Aragón (y no sólo en el Sobrarbe). El único que será capaz de convertir a esta tierra en el Silicon Valley del año 2140. Si así ha de ser.

Hay gente responsable que hace tiempo se ha dado cuenta de esto, si no nacieron con ello grabado, y desarrollan su actividad en armonía con el entorno. Tengo la suerte de conocer a tres de estas personas.

Uno de ellos se llama Jorge. Y todo esto que he tratado de explicar aquí, él lo expresa mucho mejor en su blog, Reyno de Sobrarbe, el cual me ha servido de fuente para escribir esta entrada y que os recomiendo visitar.

Deja escrito Jorge en la página principal de su blog… ¿Eres el espejo que abre conciencias o sólo el reflejo de lo que ya se nos fue?.

Yo lo tengo claro. Y vosotros?.

4 thoughts on “Aragon Valley (parte III): El espejo que abre conciencias”

  1. Fanlo, donde lo primitivo nos hace recordar la esencia de de nuestro origen.
    Hace ya algunos años que no paso por allí. Gracias por recordarme que me debo a una nueva visita.

    Sin saber a dónde voy, pero sabiendo muy bien dónde no quiero ir.

    1. Un lugar con una carga magnética de naturaleza y tradición. Abrumador. Mágico.

      Espero que puedas hacer esa visita y, si te apetece, nos lo cuentas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*