Cómo escribir un buen artículo en un blog

cómo escribir bien en un blogEstás delante del ordenador dispuesto a escribir un post sobre ese tema que tanto te gusta. En tu cabeza está clara la idea, incluso las fotos y vídeos que pondrás. Pero en lo que tarda en abrirse el editor de texto, una especie de latigazo delante tuyo ha hecho que toda tu clarividencia se esfume: No sabes por donde empezar a escribirlo!.

Esto es algo que a todos nos ha pasado alguna vez -ya sea escribiendo en un post en un blog o un texto en un medio tradicional- especialmente a los que somos especialistas, pero no periodistas.

Tenía ganas de escribir un post como este que resumiera mi experiencia escribiendo en el blog, mucha lectura acerca del tema e incluso algún curso práctico. Pero no ha habido manera hasta ahora.

Ha tenido que ser después de tres breves e interesantes conversaciones con mi colega Toni (periodista de carrera) en el autobús de camino al trabajo, cuando he podido -con su fundamental ayuda- sintetizar de forma clara varios puntos a tener en cuenta al empezar, desarrollar y terminar de escribir un post.

1. Elige un buen título y repítelo en los primeros párrafos.

El título es esencial por ser el primer impacto que recibe el lector y lo que motivará a seguir leyendo.

Elige uno que resuma claramente de qué va el post. Una vez conseguido esto, añade palabras ingeniosas o emotivas sólo si no alteran (o incluso mejoran) el sentido práctico del título.

En los blogs, es interesante introducir los conceptos más populares en los buscadores tipo Google. De esta forma, ayudará a posicionar bien el post en Internet.

El título de este post cumpliría todos estos criterios salvo el del contenido emotivo, que tiene poco. Observa que, aunque no literalmente, lo he repetido en el cuarto párrafo.

2. Intro magnética y colofón apoteósico.

Empieza el texto con una pregunta, un dato demoledor, una historia o una curiosidad interesante. Así, en frío. Cuanto más sorprendente mejor ya que, tras el título, las primeras líneas son las que terminarán de convencer al lector.

Al mismo tiempo, la introducción debe dar continuidad al título y servir de enlace con el contenido. Es decir, que fluya dentro del tema del post.

Para este post, he intentado que el lector (o sea tú) se sienta reflejado en una situación de forma lo más clara posible. Imagino que si has llegado a este punto, tanto el título como la introducción han cumplido su función 😉

El final del post debe estar como mínimo a la altura de interés de la introducción. Veremos cómo me las apaño para terminar este. En cualquier caso, trataré de que se cumpla el esquema de intensidad:

Cómo escribir bien en un blog

3. Qué quieres contar y tres puntos de apoyo.

Ten claros antes de empezar los argumentos (puntos de apoyo) que dan soporte al mensaje que quieres trasmitir. Digo que son tres por decir un número de puntos muy común tendiendo en cuenta que los posts no suelen ser extensos escritos. Pero pueden ser más, como este mismo post que va a terminar con nueve puntos, o menos como este que tiene sólo uno pero muy distribuido (el artículo del periódico que menciono).

Ampliando el gráfico anterior, el esquema iria quedando así:

Cómo escribir bien en un blog

4. Escribe como hablas.

Sería lo ideal: Escribir un artículo explicando algo con la misma convicción y claridad que tienes cuando conversas cara a cara con otras personas. Pero también es lo más difícil. Claro, falta el lenguaje no verbal, los gestos, los matices de la voz,…

El objetivo es ir cubriendo esa desventaja de un artículo escrito y para ello sólo puedo aconsejarte una cosa: práctica, práctica, práctica y observa cómo lo hacen los demás. Para mí, uno de los bloggers que mejor lo hacen de los que conozco es Carlos Bravo, de Marketing de Guerrilla.

5. Frases claras, sujeto-verbo-predicado

Frases claras, directas, de estructura sencilla. Sobre todo si el tema del que vas a hablar es técnico o especializado, ya que esto de por sí complica la lectura y la comprensión.

Llevado al extremo ideal, las frases debieran reducirse a la estructura más sencilla de entender para el cerebro humano: sujeto, verbo y predicado. Cuanto más te alejes de este esquema, más se complica la lectura.

Por ejemplo, el párrafo anterior se me ocurriría modificarlo así: “trata de llevar las frases a su límite de simpleza: sujeto, verbo y predicado”.

6. Empatía, no escribes para tí.

Es fácil caer en ello: Te encierras en tu escrito, no termina de convencerte pero sigues dándole mil vueltas y retoques. En ese estado mental de “cuatro paredes” has perdido la perspectiva y sólo te ves a tí mismo delante del ordenador. Lo más normal es que el único que entienda lo que estás escribiendo seas sólo tú. En ese punto, lo que te recomiendo es que dejes de escribir y te des un paseo.

El escribir tiene que fluir, flow que diría un rapero. En ese estado, la escritura se vuelve automáticamente más empática y comprensible para el lector.

Antes de publicar el post, haz que una tercera persona lo lea y te dé su opinión.

7. Evita la voz pasiva y las formas impersonales. Respeta la persona.

“La pasiva es de cobardes”. No sé dónde lo leí, pero qué razón tiene. Y si se combina con formas impersonales, aún peor.

Compara este mismo apartado si se hubiera titulado… “La voz pasiva y las formas impersonales deben ser evitadas”,

en lugar de… “evita la voz pasiva y las formas impersonales”.

Este, que es el ejemplo más próximo que he visto, es una muestra de lo importante que es dirigirse a alguien -tú, vosotros, ustedes, quien sea- y respetar esa persona de principio a fin de tu escrito. Lo demás es marear la perdiz, despista al lector y te oculta detrás de la literatura.

8. No repitas el mismo argumento en varios puntos distintos.

Trata de empezar y terminar cada argumento de una vez. Las jugadas hay que terminarlas.

Al explicar algo, cuantos más elementos intercales que no aporten valor a tu razonamiento, menos convincente resultará y más despistarás al lector: tendrá que interrumpir la lectura para volver a leer algo que escribiste antes, volver otra vez al punto donde lo dejó y engancharse otra vez al hilo….

9. Cierra el círculo.

Cerrarlo en dos sentidos:

  • Subiendo la intensidad emocional del post de modo que el impacto final que recibe el lector sea lo más fuerte posible.
  • Cerrando tu argumentación de la forma más contundente posible.

Se puede recurrir a muchas fórmulas: dejar preguntas abiertas, una frase célebre que sirva de broche de oro, mencionando de nuevo el mensaje que quieres transmitir. Cada post pide algo distinto.

Para este post, voy a recurrir a una imagen final: Cuando me pongo a escribir, visualizo este gráfico que me recuerda muchas de las cosas que debo tener en cuenta.

Cómo escribir bien en un blog

Espero que te sirva a tí también. Tú, que trucos tienes a la hora de escribir?.

8 thoughts on “Cómo escribir un buen artículo en un blog”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*