Un ejemplo de participación ciudadana en Alemania procedente de la propia sociedad

This post is also available in: English

Si en el anterior post hablaba de un ejemplo de participación ciudadana fomentada desde una agencia europea, ahora es el turno de algunas iniciativas gestadas por los propios ciudadanos con objetivos alineados a la temática del blog. En concreto, sobre energía.

Si hay un país donde actualmente se está produciendo un movimiento social relevante en busca de un sistema energético responsable y sostenible, ese es Alemania. Alemania es un país bipolar en este sentido: mientras que determinadas áreas del país consiguen abastecerse casi al 100% con energía de fuentes renovables, hay zonas donde este porcentaje es casi despreciable. Entre esos lugares se encuentra Berlín, donde casi el 99% de su energía proviene de combustibles fósiles, principalmente carbón.

wir_kaufen_unser_stromnetzAl año que viene, la concesión de suministro eléctrico de la ciudad de Berlín será renovado para los próximos 20 años y a la actual adjudicataria, Vattenfall, le han salido unos serios competidores: los propios ciudadanos agrupados en varios colectivos en busca de una infraestructura responsable con el medio ambiente y gestionada por una organización transparente, democrática,  participativa.

“Vattenfall hace lo mínimo exigido por la ley […] y nosotros creemos que debería ir más allá”, dice uno de los fundadores de BürgerEnergie, Arwen Colell, quien destaca la implicación de grupos políticos en el emergente movimiento ciudadano.

Además de BürgerEnergie, partidaria de una concesión público-privada (51%-49%) de la red eléctrica, está Berliner Energietisch, que ha conseguido, con el apoyo de 265.000 personas, que la titularidad de la red eléctrica de la ciudad se someta a referéndum en noviembre de este año.

Estos dos movimientos son el máximo exponente de una tendencia que actualmente se está manifestando en casi un tercio de ciudades, pueblos o distritos alemanes y que tiene como finalidad recuperar la propiedad de la energía ante las grandes corporaciones energéticas que operan con objetivos alejados a los que la población quiere.

Seguiré el asunto de cerca.

*

Mientras, en España, después de acabar con el sector de producción energética de fuentes renovables, la última noticia es que el gobierno está a punto de aprobar un real decreto que lo convertirá en el primer país del mundo donde la energía solar domiciliaria no pueda usarse libremente.

Eso, para otro post.

3 thoughts on “Un ejemplo de participación ciudadana en Alemania procedente de la propia sociedad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*